¿Qué Es La Pátina?

Hoy hablamos sobre este término que muchos empleamos pero que no todos saben realmente qué significa.

La pátina es básicamente una capa fina originada de manera natural por el paso del tiempo que recubre la superficie de un objeto. 

Los materiales se debilitan conforme pasan los años y van adquiriendo un color algo más oscuro. El polvo y la humedad dan lugar a esa especie de película que envuelve al mueble aportándole un aspecto envejecido

La pátina es por lo tanto, un efecto decorativo con pintura que se realiza para que los objetos parezcan más avejentados. 

Cuando restauramos un mueble antiguo y patinamos la madera, estamos alargando la vida de nuestros muebles logrando que se vean con un aire más renovado. Además, un mueble antiguo recuperado, aportará un plus de personalidad al hogar.

Otro tema muy diferente es la utilización de esta técnica sobre un mueble antiguo por el realce estético que se logra a través de la misma, o sobre un mueble totalmente nuevo para simular que es antiguo.

A nuestro parecer, no tiene parangón. Un mueble o un objeto de decoración nuevo carece totalmente de carácter, de alma. 

 2021-01-14_01.jpg

Por todos es sabido que nuestra pasión es restaurar muebles antiguos y siempre, respetando su esencia.

De hecho, en muchos casos, intentamos preservar la pátina original del mueble. La belleza de un mueble original antiguo, como decíamos antes, es inconfundible. 

 2021-01-14_02.jpg

A continuación te explicaremos qué clases de pátinas hay y cómo se deben aplicar. Pero antes, debes saber que es muy importante restaurar el mueble y tratarlo previamente.

Preparación del mueble: 

El mueble tiene que estar perfectamente limpio, libre de impurezas y tratado frente a cualquier enfermedad de la madera.

Es imprescindible que lo protejas de la carcoma, o tratarlo si observas que tiene este "bichito". 

 2021-01-14_03.jpg

Lija y pule la superficie para que esta quede fina. Puedes utilizar para ello lana de acero. 

 2021-01-14_04.jpg

Pasa de nuevo un paño para sacar cualquier resto de polvo que pueda quedar. 

Una vez que esté la superficie limpia es hora de aplicar la primera mano de pintura. Déjalo secar unos uno o dos días y aplica la segunda capa de pintura. Vuelve a dejarlo secar unos días y estará listo para poderle aplicar la pátina

(Para abordar este tema necesitaríamos un blog completo explicando realmente todo el proceso que se lleva a cabo de manera profesional en nuestras instalaciones. De forma muy breve y sencilla, hemos intentado que al menos, captéis la idea básica previa al trabajo de pintura y pátina sobre un mueble)

Cómo se aplica y qué pátina elegir.

Podemos encontrar varias clases de pátinas.

Tenemos pátinas claras o blancas, patinas de color madera, y pátinas metalizadas.

Saber qué patina se debe aplicar dependerá principalmente del color de la pintura de la superficie en la que se vaya a aplicar. Pero también hay que tener en cuenta otros factores como por ejemplo, la cantidad de manos de pátina que se apliquen, el tiempo de secado entre las distintas capas de pátina, y la herramienta y forma de aplicarla.

En cuanto al color entre base y pátina, es importante saber que la base dónde se aplique la pátina debe ser de un color preferiblemente más claro que la pátina. A mayor contrate, mayor efecto; con menor contraste se logra una pátina más suave. 

En cuanto al tiempo de secado entre capas, puede aplicarse una pátina sin dejar secar entre capa y capa, o dejando secar entre cada aplicación. 

La pátina básica se realiza con una tela o trapo, arrastrando o golpeando para extender o quitar la pintura de la pátina, siguiendo la direcciones la veta. 

 2021-01-14_05.jpg

Es aconsejable que trabajes zonas pequeñas para poder controlar la homogeneidad del acabado. Una vez cubierta toda la zona, si quieres retirar parte de la capa para lograr un acabado más tenue puedes hacerlo con la ayuda de un paño limpio. 

 2021-01-14_06.jpg

Es muy importante respetar el tiempo de secado que indica el envase. 

Otras formas de aplicar la pátina, son por ejemplo, con esponja o peine. 

Tipos de pátina.

Pátinas color claro y blanco. 

La patina blanca es ideal para muebles madera con acabado natural, es decir, sin restaurar por medio de la pintura.

Esta pátina deja un velo blanco satinado que hace que se vean las vetas de la madera. Proporciona muchísima luminosidad, dejando en los muebles y en la madera un efecto transparente.

 2021-01-14_07.jpg

Las pátinas color madera son idóneas para oscurecer hendiduras en la zona donde se van a aplicar y resaltar estas marcas y señales del paso del tiempo.

 2021-01-14_08.jpg

Las pátinas metalizadas aportan un aspecto sofisticado y moderno a la pieza.

Para proteger el acabado, puedes culminar el trabajo aplicando una mano de pintura incolora una vez que las capas de pintura anteriores hayan secado completamente.

Las pátinas puedes encontrarlas en formato líquido o cera. 

Hasta este momento, muchos confundíais la patina con el decapé o decapado. Deseamos que ahora podáis diferenciar bien una de la otra. 

Aprovechamos la ocasión para informaros que, si os apetece, hablaremos más extensamente de esto en los próximos blog.

Si te gusta esta estilo de decoración te animamos a descubrir todos nuestros trabajos. 

¡Deseamos que os guste!

Compartir esta publicacion

comentarios (0)

No hay comentarios en este momento